Lo más visitado

Mis libros en Amazon

Mis libros en Amazon
Recuerda... no depende la venta de la calidad de tu obra. No escribas pensando en la ganancia. El verdadero Arte nunca fue apreciado en su propia época.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Un ejemplar original de "El Principito", de Antoine de Saint-Exupéry



Un ejemplar original de "EL PRINCIPITO" del escritor y aviador francés ANTOINE DE SAINT-EXUPÉRY, con cuatro dibujos y dedicatorias del autor fue subastado ayer en París por casi 90.000 euros.

Edición original en francés de la edición estadounidense de "El Principito", este ejemplar ofrecido por el autor a su amigo, el teniente coronel LIONEL-MAX CHASSIN, estaba estimado entre 80.000 y 100.000 euros, según la casa subastadora Cazo. Fue adjudicado por 89.467 euros, gastos incluidos. El ejemplar vendido ayer está dedicado a DOUDOU CHASSIN, hijo mayor, ya desaparecido, de Lionel-Max Chassin.

La amistad entre Lionel-Max Chassin y Saint-Exupéry se inició en 1929, cuando el primero fue profesor de navegación aérea del segundo. Ambos se reencontraron en Argel en 1943. Chassin ayudó a Saint-Exupéry a retomar al servicio, pese a que le consideraba incapaz de pilotear un avión de combate como el P-38 Lightning, en el que desapareció el escritor frente a Marsella el 31 de julio de 1944.


viernes, 2 de diciembre de 2016

La lengua española-madre...



PABLO NERUDA, al final del capítulo número dos de su autobiografía "CONFIESO QUE HE VIVIDO", escribe una profunda reflexión, con un texto cargado de lirismo, donde habla sobre el tesoro que nos regalaron..."salimos perdiendo... salimos ganando... Se llevaron el oro y nos dejaron el oro... Se llevaron todo y nos dejaron todo... Nos dejaron las palabras..."

LENGUA ESPAÑOLA, la más hablada del mundo después del chino mandarín, cargada de historia viva, de memoria ancestral, de una cultura de superación y de guerra, de mensajes de inmigrantes escritos en cartas amarillentas; lengua de espíritu aventurero, de valor, alegría, arrojo..., lengua, esencia nativa de otras lenguas, originales, desaparecidas, rescatadas...

Nuestra lengua de hoy,
portadora de expresiones inventadas,
de sonidos extranjeros,
encadenada a emociones vitales,
guarda la esencia de la MADRE que le dio la vida
y se convierte en discursos altisonantes,
en murmullos urbanos,
en modismos cotidianos,
en versos infinitos de los poetas,
desde esa gran matriz fecundada a través de los siglos,
y que vuelve a abrazarnos
cuando la pluma de alguno de nuestros escritores
la hace eterna.

No es propia,
usamos ese oro para corregir,
para exhortar, para acariciar, para suplicar,
para enseñar...

Usamos la LENGUA ESPAÑOLA-MADRE...
de nuestras letras.

P.B

domingo, 27 de noviembre de 2016

Vida en las palabras





La mayoría de los seres que aman LEER saben...

que con las palabras pueden cambiar su mundo

porque en los libros permanecen vivos los ideales, los valores, la inocencia de la infancia, el grito inmaculado y la denuncia del despojo; porque leer recompone la superación, porque leer arrastra el beso hacia tu orilla, porque leer nos abre la noble posibilidad de lo imposible, porque leer...

¡Nos hace bien!

***


viernes, 25 de noviembre de 2016

Sophie Anderson (1823-1903)













Sophie Gengembre Anderson, nacida en París en 1823 y fallecida en FalmouthCornwall en 1903, fue una artista británica
 cuya obra ha sido clasificada como perteneciente al movimiento prerrafaelita.




Hija de un arquitecto parisino, 
Charles A.C. Gengembre, y de una madre nativa de Inglaterra,
 recibió estudios sobre pintura de retratos del Barón von Steuben en París.

 A causa del estallido de las revoluciones de  1848 
marchó a Cincinnati, Ohio, en Estados Unidos
donde contrajo matrimonio 
con el también pintor británico Walter Anderson.




En 1854 se mudó a Inglaterra,
 y en 1855 exhibió sus cuadros en la Royal Academia de Londres.

 Su obra se basa en retratos de niños.





a Sophie Anderson



Niñas...
dando vida a una soledad de cuentos.
Niñas... duende
que inventan estrellas
en el cielo que es testigo
de los sueños de princesa.

Es tiempo de alas,
de rezar
abrazadas a seres de leños tibios,
al amor que cubre la entraña
de ese mismo cielo.

Luján Fraix




miércoles, 23 de noviembre de 2016

Personajes de novela: Rosaura



"Rosaura vivía allí con sus padres Magdalena Shalli, Juan Waner y su hermano Juan José. La niña había nacido a los siete meses, pero gozaba de buena salud a pesar de que la medicina aún no contaba con los recursos necesarios para atender los imprevistos o situaciones que escapaban de lo común. Rosaura, rubia de ojos transparentes, en la cuna de madera con ruedas de carrito medieval, parecía pilotear una nave en medio de un mar bravío. Era una beba inquieta con un carácter extraño mezcla de rebeldía y sumisión. Todavía no sabía del abolengo y de la pobreza, de la salud y de la enfermedad, pero se rebelaba con sus gritos y sus uñitas de gato que arañaban los barrotes de su cuna alba. Era una criatura que llegaba para servir… ¿A quienes?." (fragmento)

Vivir para los demás... ¿amor o sacrificio?.

Puede una persona vivir tratando de complacer a otros toda su existencia por obligación... o quizá por amor. Darse cuenta al final de su camino que los años habían transcurrido y que ella no se había dado cuenta por estar inmersa en un torbellino de recuerdos, dolores, partidas y ausencias. ¿Tuvo una vida estéril o la felicidad de dar fue más importante que todo? ¿Rosaura... prisionera? ¿Alguien la retenía? ¿Se puede dar tanto y no recibir nada?. ¿DÓNDE ESTÁ EL LÍMITE?.




"MI CARICIA EN TUS MANOS"

martes, 22 de noviembre de 2016

El Monte de Saint-Michel, en Francia




La región francesa de NORMANDÍA esconde una joya de la arquitectura,
la historia y la geografía.


Se trata del MONTE SAINT-MICHEL.


Una formación rocosa que atesora una gran abadía en su cima, rodeada por una pequeña población amurallada. Una de las particularidades de este sitio (que fue un lugar de culto, luego una prisión y también un refugio durante la resistencia francesa) es que si bien se encuentra unido al continente por una pequeña bahía, se transforma en una isla durante las subidas del mar. Fue declarado PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD y viven en él unas cuarenta personas.



domingo, 20 de noviembre de 2016

Un regalo para mis amigos




Les cuento que ya me llegó en papel mi libro "EL SILENCIOSO GRITO DE MANUELA".

Es una novela basada en hechos reales como casi todo lo que escribo... creo que ustedes ya conocen los personajes.

Hace mucho tiempo la subí por capítulos a este blog y recuerdo que se abrían debates sumamente interesantes. No podían entender que existiera en la vida real una persona como Manuela atada a los credos y terriblemente inmadura que no podía tomar decisiones porque seguía siendo niña a pesar de haber tenido hijos y una familia propia.

Si alguien lo quiere, se los obsequio sin problemas. "El libro tiene que circular", decía mi querida profesora Susana del Taller Literario "Encuentros".

Es un honor para mí que lo quieran tener. Les puedo enviar también el libro de poemas "SEPTIEMBRE" (poemas, 2007). Es una autobiografía en versos.

Me escriben un correo a:
lujanfraix@hotmail.com

Besos a todos


sábado, 19 de noviembre de 2016

George Dunlop Leslie (1835-1921)







GEORGE DUNLOP LESLIE fue un pintor inglés,
autor e ilustrador.
Nació en Londres
hijo del notable pintor Charles Robert Leslie.


En sus primeras obras mostró la fuerte influencia prerrafaelita.
Sus trabajos fueron elogiados por John Ruskin
por sus retratos sobre la dulce infancia inglesa.


Leslie fue también escritor de varios libros ilustrados
por él mismo en blanco y negro,
en base a observaciones personales de la vida y de la naturaleza.


Se casó con Lydia y tuvieron dos hijos:
Alice y Peter Leslie que fue también artista.
Entre sus amigos conocidos figuran:
Edwin Landseer, Frederick Walker y Henry Stacy Marks.


Su objetivo era pintar cuadros del lado feliz de la vida doméstica;
de hecho, en sus trabajos son típicos los interiores
con gente agradable y figuras solitarias.


A George Dunlop Leslie



Sentir el amor como deseo incontenible,
verse reflejado en los espejos
dando vida
a una soledad de cuentos.
Soñar en cada instante
con un amanecer amigo
del candor
cotidiano
en la desnudez de las palabras.

Luján Fraix



miércoles, 16 de noviembre de 2016

"La chica del tren", de Paula Hawkins




Toda obra maestra de la literatura va a parar a la pantalla grande. En este caso, se trata de la novela de la escritora PAULA HAWKINS.

Raquel, encarnada por la talentosa Emily Blunt, es una mujer de cuarenta años divorciada y con problemas de alcohol, que viaja en tren todos los días a la misma hora. Durante el trayecto, siempre mira por la ventana a una pareja idealizando la vida que llevan Megan y Scott. Pero un día se despierta confundida y golpeada con la noticia de que Megan ha desaparecido.

Un thriller psicológico dirigido por TATE TAYLOR.

Verano de 1970






El carnaval era una tradición en el pueblo,
muchos se disfrazaban
para recorrer las calles.
Había máscaras y antifaces,
unos bellos otros no tanto...
Reinaba la alegría por aquellas épocas
donde se vivía el presente
y nadie pensaba
en la finitud de la vida.


Siempre me gustaron las flores...


El traje lo había estrenado
en un acto escolar y lo guardaba como un tesoro.
Era amarillo y blanco, con tules
y lentejuelas chiquitas.
Evidentemente, iba disfrazada de margarita
en aquella carroza real
que ya tenía una princesa de larga cabellera
y ojos azul mar.


Participé del carnaval
en aquel verano de 1970.
La carroza se llamaba
"El Pimpollo"
y yo iba vestida de flor.
Entre luces y sombras,
las máscaras mostraban el artificio
de lo efímero.
A mí
no me gustaba mucho el carnaval;
me parecía algo violento y desenfrenado
cuando querían arruinar
mis mejillas empolvadas.

Yo no jugaba, sólo miraba;
solía hacerlo pero en las veredas de mi casa.
Por aquellas callejas
pobladas de lucernas,
parecía muñeca de cera,
no quería que nadie  me tocara...

Luján Fraix



lunes, 14 de noviembre de 2016

La vocación: una palabra en desuso







LA VOCACIÓN...

Nadie habla de un tema vital para muchos, especialmente para mí. Encuentro guerra de "egos" en las redes sociales disputándose el primer puesto de ventas de libros y me pregunto tantas cosas. Pareciera que en este mundo del ARTE Y DE LAS LETRAS lo más importante es competir...

¿Y LA VOCACIÓN?
¿CONOCEN QUE SE SIENTE
DENTRO DEL SER CUANDO NOS LLEGA SU MENSAJE?.

No sé.

Ella se anima a desafiar nuestra tranquilidad y nos persigue; aunque le demos la espalda, aunque la ignoremos... Nos acompañará siempre hasta el final de nuestra historia.

PARA QUÉ?

Para darnos felicidad. LA VOCACIÓN (así lo decía García Márquez) es algo innato; venimos a esta tierra con esa misión. No tiene que ver con el egoísmo ni la competencia, no destruye sino que engrandece, no es mezquina porque comparte... ES HUMILDE.


"HAY QUE TENER DEMASIADA GRANDEZA
PARA ADMIRAR A OTRO"

decía Ernesto Sábato.



Yo comencé a escribir a los 8 años después de haber leído muchos libros. Escribía cuentos de hadas llenos de errores de ortografía. Más tarde, seguí con mis estudios primarios y secundarios aprendiendo un poco más. Recuerdo que la hermana MARÍA DE LAS NIEVES me decía:

-Tú vas a ser escritora porque usas palabras que otros niños no utilizan. Me imagino que lees mucho?.

Yo sentía que tocaba el cielo cuando me elogiaba así. Cuando terminé el secundario intenté seguir Abogacía pero no logré ingresar a la Universidad porque los cupos eran limitados. Seguí escribiendo poemas de amor frustrados hasta que me decidí por el profesorado de Letras. Recuerdo que llevaba mis cuentos a las clases, pero nadie me los pedía... Era la única que escribía. Todas querían ser profesoras. Finalmente, abandoné por un ataque de pánico y lloré mucho. Eso me sirvió de experiencia aparte de que aprendí mucho sobre gramática, escritores y pintores. Pude desplegar mis argumentos cuando rendí HISTORIA DEL ARTE porque me dieron para analizar pinturas. Fue un éxito y me sentí feliz.

Por esos años empecé a enviar mis cuentos a concursos literarios (no existía internet) pero yo no me sentía conforme, pensaba que me faltaba aprender y fue cuando decidí anotarme en un Taller de Narrativa. Fue tan enriquecedor, aprendí mucho, me relacioné con gente de las letras, publiqué en diarios, revistas, antologías compartidas, recibí premios... Todo impensado para mí, perdí noción del tiempo y sentí que esa VOCACIÓN que tuve desde niña estaba dando grandes pasos. No existían metas, lo importante era el presente: la experiencia. 

Ellas insistieron para que publicara mi primer librito de poemas AMOR VERDADERO (poemas, 2000). No pensé nunca en venderlo, "el libro tiene que circular", decía Susana, mi profesora. Y fue así, que lo utilizaron como material de estudio en los colegios y me abrió puertas para ser jurado de eventos y ganar luego el premio del Museo de la ciudad y del ministerio de Cultura; una plaqueta ubicada en el monumento a LAS MADRES en mi localidad.

Publiqué tres libros más "MOLINOS DE VIENTO" (cuento, 2002), "SEPTIEMBRE" (poemas, 2007) y "EL SILENCIOSO GRITO DE MANUELA" (novela, 2015)  No contenta con ello me anoté para estudiar de Preceptor Literario en el Conservatorio L. de Rosario. El profesor Rossi decía que cuando leía mis poemas le recordaban a Sor Juana Inés de la Cruz.(Oh...querido profesor) Él era fiel custodio del idioma y su curso se basaba en la escritura clásica. Allí aprendí a escribir todo tipo de poema con métricas totalmente desconocidas para mí. 



Por eso digo que se puede ser escritor de muchas formas, todo es relativo: no existen códigos ni reglamentos ni pautas a seguir.Yo fui por el camino del estudio porque me permitió adquirir confianza, seguridad... aunque no venda libros, no me importa. Conozco amigas que recorren ciudades presentando sus libros, que luchan por alcanzar un lugar...

Van Gogh murió sin haber vendido un cuadro
y nadie, hoy, cuestiona su talento.

Cuando LA VOCACIÓN te abraza
no importa dónde puedas llegar, tú sabes cuáles son tus límites y ambiciones,
con qué eres feliz.
Nunca la abandonas pero duele cuando a veces
te subestiman, te encasillan o le quitan mérito a tu manera de manejarte
en el mundo de Las Letras.

Lo mío no es competencia ni negocio.

NO OLVIDAR QUE EL ARTE ES SUBJETIVO.

***

El útimo libro que subí es un ensayo
sobre Historia del Arte que escribí en 2008
para un concurso.


Confieso que no debí subir mis libros a Amazon, no por los escritores que se presentan sino por los lectores; me han desilusionado. No me va mal pero ése no es mi camino; yo escribo a la antigua ( por decirlo de alguna manera).  Los quitaré en cuanto pueda para volver a ser feliz.

Gracias a todos por estar y disculpen mis palabras, es que me siento triste. Besos enormes.

***

domingo, 13 de noviembre de 2016

La nodriza




Al cochero


            Siglo XVI.
Se llamaba Isabel como la princesa Isabel de York casada con Enrique Tudor. Vivía en una aldea próxima al extremo de la calle que llevaba a la residencia Hampton Court, hacia lo alto de la villa. Ese camino frecuentado por los caballeros de la corte, oscuro por tramos, dominado por altas murallas, era bello y siniestro.
Isabel trabajaba de nodriza, cuidaba a un futuro rey que se llamaba Eduardo: un niño de cejas pobladas y uñitas de gato.

Una tarde, se fue por el camino del cementerio junto a la iglesia de los campesinos. En el lugar había dos sepultureros que se despertaron cuando ella les gritó. Estaban descansando entre dos tumbas.
Una sombra encapuchada la seguía en su recorrido por el camposanto; Isabel no se animaba a mirar para atrás. El hombre no hablaba. Si ella se detenía, él también lo hacía; llevaba un hacha en la mano. Cuando regresó junto a los trabajadores les contó lo sucedido, entonces cada uno tomó un bastón y recorrieron el lugar pero no encontraron a nadie. El espectro había desaparecido o, tal vez, estaba en su imaginación de niña porque ella siempre decía que los fantasmas la buscaban…

Al otro día, Isabel regresó a la residencia a cuidar a su bebé de ocho meses; ella llevaba una cruz en las manos y todo el mundo la llamaba nodriza-madre.


A pesar de sus tantas ocupaciones, Isabel llevaba a cabo los asuntos diarios con fuerza y alegría. Temprano, por la mañana, iba a la capilla donde escuchaba los sermones de los monjes; más tarde, alimentaba al niño y acomodaba su alcoba de querubines…


Al atardecer, la nodriza se retiró…
En una especie de patio interior un centenar de ancianos estaban esperando al rey. Esas personas temblorosas parecían ser hombres castigados, encorvados y dementes. Uno de ellos tomó a Isabel de un brazo, tenía una caperuza marrón y sólo se veían sus ojos.

En la calle, pasó primero por el mercado de frutas, por la acrópolis y la galería de perfumistas… Había sombras en las tinieblas de la ciudad gris. Isabel quiso ir al templo que estaba edificado al pie de una colina; desde abajo, se contemplaban las murallas que subían igual que paredes de tumbas.
De repente, escuchó pasos porque se acercaban los viejos con antorchas que arrastraban las piernas como esclavos negros. Isabel se asustó pero ellos, sin verla, desaparecieron entre las columnas y los ataúdes comenzaron a hamacarse con la brisa del mar.

Detrás, entre las sombras de los árboles, el hombre de la caperuza miraba…
Enrique VIII, rey de Inglaterra y padre de Eduardo, era astuto y nada le importaba sólo su bien; creía que se parecía a Dios. Podía despreciar lo que no le gustaba rápidamente y dar cien excusas para defenderse. Siempre tenía razón. Isabel le daba lástima y pensaba que era una pobre adolescente.


Al otro día, la nodriza fue a la iglesia de “La Anunciación” y, entregada al sacrificio, comenzó a cantar con voz de criatura. Los monjes lloraron de emoción mientras que los nobles, en el oficio religioso, cubrieron de elogios a Isabel e hicieron donaciones con gratitud y admiración hacia la artista que pedía ayuda.
La joven se elevaba humildemente en medio del tumulto de cariño; con la cabeza inclinada agradecía a la Virgen Santa. Parecía un arcángel de la Biblia con su vestido blanco hecho jirones.

Había un príncipe en la primera fila de bancos que la miraba conmovido. En un costado del monasterio, se encontraban dos arpistas que tenían cuernos de elefantes, órganos y campanas.
Isabel terminó su actuación y se marchó del templo. Por el camino, se cruzó con un hombre que adivinaba la suerte y un astrólogo; lejos, en las colinas, lloraba de miedo a morir Matusalén.


Ella recorrió lugares increíbles hasta llegar al castillo, parecía borracha porque se balanceaba igual que un barco de velas. De pronto, comenzó a escuchar el sonido de las armaduras, el filo de las espadas y lanzas, el contacto de las sedas y los encajes de la reina…

Frente al puente levadizo, el encapuchado con el hacha no la dejó pasar; ella trepó por la ventanita del torreón y escapó por los corredores de piedra caliza. Ese disfrazado quería matarla y ella lo sabía.
Una noche, cuando regresaba a la aldea, se asustó y buscó refugio porque escuchó sonidos de cadenas. Miró hacia un lado y hacia el otro del sendero que estaba desierto. Caminó unos pasos y se ocultó detrás de unas matas; el silencio se mezclaba con el sonido de los hierros.
Por la vía, envuelto en la niebla de los sepulcros, un vasallo en un caballo blanco avanzaba… Isabel no lo dejó pasar; se sostuvo de su pierna hasta que logró subir. Las cadenas se escuchaban cada vez más cerca.

El jinete no se detenía y tampoco tomaba la huella para ir a su casa en el campo. Isabel sintió temor porque estaba comenzando a darse cuenta que ese desconocido era el hombre de la caperuza. Quiso soltarse pero él la sujetó con fuerza.
El caballero se detuvo al costado del camino, similar a las callejas de su aldea. Había sonidos leves de mascotas.
-¡Bajad del caballo!- le dijo.
Ella, inmóvil, pensó que le había llegado la hora de morir. Él se sacó el disfraz y la miró con sus ojos oceánicos. Era el príncipe de la iglesia que la había seguido largos años con el traje de verdugo… sólo por timidez y por amor.

Cuento de mi libro "LOS DUENDES DE LA CASA DULCE" (infantil-juvenil) 


En la vida lo importante es sentirnos abrigados

En la vida lo importante es sentirnos abrigados

Google+ Followers

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...